Foto: © EFE
-Publicidad-

Una vez que la Comunidad de Madrid ha planteado su intención de hacer obligatorios los medidores de CO2 en los establecimientos destinados a la hostelería, empiezan a surgir los primeros interrogantes sobre su aplicación.

El primero es, por supuesto, la inversión a realizar. En este sentido, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, ha explicado que el sector de la hostelería puede solicitar ayudas para la adquisición de estos medidores, mediante el Programa Impulsa dirigido a autónomos afectados por la crisis económica generada por el coronavirus y el Programa Madrid Refuerza orientado a pymes, que necesiten comprar instrumental, herramientas y medios de protección frente a la Covid-19.

-Publicidad-

El objetivo de la Comunidad de Madrid, ha recalcado Aguado, es evitar la propagación del virus, también en los establecimientos de hostelería, y evitar «a toda costa» el cierre de este sector.

Estos medidores de CO2 «pueden funcionar y pueden ser una herramienta más en la lucha contra el coronavirus, de la mano de los hosteleros que ya lo están pasando muy mal, pero que seguramente con este tipo de medidas puedan seguir capeando el temporal hasta que llegue la vacuna o un medicamento», ha apuntado.

La reacción de los hosteleros

El presidente del Gremio de Restauradores de la Plaza Mayor, José Antonio Aparicio, ha asegurado que la hostelería esperará a una homologación y evidencia científica» de la capacidad de los medidores de CO2 en la reducción de contagios del coronavirus para realizar esta inversión.

En unas declaraciones a EFE, Aparicio ha resaltado que «los medidores de CO2 son una medida que pueden dar una mayor tranquilidad cliente pero si hay evidencias científicas de su eficacia y una homologación por parte de la administración».

Por otro lado, ha asegurado que los hosteleros y las asociaciones del gremio estarán «pendientes» de la confirmación de su eficacia porque «ese será el momento en el que se haga la inversión que se tenga que realizar».

«Es una medida interesantes para facilitar ese miedo a entrar en los locales. En el momento que se produzca la homologación, intentaremos adquirirlos en el mercado. Luego habrá que ver cómo se fabrican y en qué volúmenes se producen», ha añadido.

Aparicio ha insistido en que el sector ya ha invertido en todas las medidas necesarias para evitar la propagación del coronavirus en la hostelería, desde geles hidroalcóholicos o mamparas.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here