Tiempo de lectura 1 minuto


La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha recibido este miércoles el alta hospitalaria tras permanecer ingresada en el Hospital de La Princesa por la infección tras la operación de tobillo a la que se sometió la semana pasada tras caerse en su domicilio.

Carmena ingresó el pasado 30 de diciembre debido a la alta fiebre a consecuencia de una infección tras la operación y sobre las 11.30 horas ha dejado ya el centro hospitalario en silla de ruedas.

Por su parte, la alcaldesa en funciones, Marta Higueras, se ha desplazado hasta el centro hospitalario para acompañar a Carmena y ha apuntado que iba a recibir tratamiento antibiótico.

La alcaldesa ha comentado a los medios de comunicación que no podrá apoyar el pie en tres meses y que tendrá que «aprender a usar muletas».

Carmena ha revelado que su estancia en el hospital ha estado amenizada por lecturas y algunas gestiones, y que su intención es retomar su agenda «en cuanto pueda».

También ha dicho que se encuentra «en tratos» con los Reyes Magos con la intención de que pueda ser «un poco maga» y estar con ellos en la cabalgata de este sábado en la capital.

Preguntada por cómo afronta el periodo electoral tras este revés, Carmena ha reiterado que no le gusta hablar de elecciones porque aún no está en campaña. Así, afronta su trabajo «de todos los días».

La alcaldesa de Madrid fue intervenida en el Hospital de La Princesa el pasado 26 de diciembre en una operación en el que se le fijó la zona fracturada, el tobillo derecho, tras sufrir una caída en su domicilio.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *